Catequesis y formación

Siendo este apartado de gran importancia para la existencia y crecimiento de la comunidad cristiana y parroquial, es al mismo tiempo muy complejo dado el amplio campo que abarca y las distintas variables que en él concurren.

No obstante, en los miembros de la comunidad está claro que es un tema que requiere un gran esfuerzo, una implicación y generosidad por parte de todos.

0-5 AÑOS

DESPERTAR RELIGIOSO

Nos referimos en este caso a la edad en la que los niños empiezan a conocer y distinguir cosas y ahí cabe también un espacio para que si lo perciben en su vida cotidiana, lleguen a conocer la idea de Dios, de Jesús, de la Virgen….
La familia es, por supuesto, el único agente y catequista válido en esta primera etapa.
A la parroquia le corresponde el papel de acompañar a la familia y ofrecer a los niños un espacio donde percibir también la importancia de Dios en sus vidas.

6-9 AÑOS

CATEQUESIS DE INICIACIÓN Y COMUNIÓN

A esta edad, la parroquia puede colaborar de manera más explícita con la familia ofreciendo a los niños la sistematización de algunas de las oraciones y otros elementos que le ayuden a conocer mejor a Jesús y su evangelio, y al tiempo ofrecerles la experiencia del “grupo cristiano” como Iglesia de Jesús.
En esta etapa, los niños se inician en la participación real en dos sacramentos:

 

  • La Penitencia, como expresión del amor y la misericordia de Dios y mismo al tiempo como ayuda para ir reconociendo que nuestras acciones pueden resultar negativas para alguien y por lo tanto hemos de procurar evitarlas y, en todo caso, pedir perdón.
  • La Comunión, como participación plena en la Eucaristía, es un sacramento muy celebrado en nuestra sociedad, pero muy devaluado por la forma de celebrarlo que le despoja bastante de lo que debería ser un paso más en el crecimiento del niño que, a partir de un determinado momento es capaz de entender lo que ya lleva tiempo viendo con sus propios ojos y sobre todo en el ejemplo de sus padres y otros miembros de la familia y de la comunidad cristiana.

Esta catequesis que llamamos de Iniciación, pero que muchos denominan la catequesis de la Primera Comunión, dura tres años, según las directrices de la diócesis.
El momento de la Primera Comunión no debería significar el final de nada, sino un paso más, en el proceso de crecimiento en la fe e integración en la única forma de vivirla: la comunidad cristiana.

10-13 AÑOS

POSTCOMUNIÓN

Esta etapa, no existe como tal diferencia, sino que es ese periodo en el cual los niños que ya participan plenamente (según su edad y capacidades) de la Eucaristía, siguen creciendo en la fe y en la integración en la comunidad.
Por desgracia muchas familias no lo entienden así, y el dejar de preocuparse por su formación, y sobre todo el no acompañarlos a la eucaristía, es la causa de que muchos niños abandonen ya en ese momento su vivencia y formación cristiana.
Los colegios de iglesia pueden acompañar, pero nunca suplir a la familia en este proceso.

14-18 AÑOS

CONFIRMACIÓN

Es de manera habitual (aunque va disminuyendo) el siguiente hito en el crecimiento de la fe y la incorporación a la iglesia en la comunidad cristiana.
Es la primera vez que los niños, ya convertidos en adolescentes o jóvenes, toman ellos participación activa y cuasi definitiva en la decisión de confirmarse.
Muchas familias se despreocupan ya de ese proceso de crecimiento de sus hijos, o “delegan” en los colegios esta tarea y misión.
Si después de la comunión, se ha cortado la formación y han dejado de compartir y crecer en grupo, es muy difícil que en este momento retomen la catequesis o formación para el sacramento de la confirmación.
La comunidad cristiana debe hacer una reflexión profunda y arbitrar los medios oportunos para que esta ruptura no se produzca y nuestros adolescentes prosigan su formación y en el momento adecuado reciban el sacramento del Espíritu que llamamos Confirmación.

18-23 AÑOS

GRUPOS DE JÓVENES

Un grupo de jóvenes se reúne de manera estable los miércoles a las 20,30.
Y se está en proceso de ofrecimiento a nuevos jóvenes que quieran sumarse a este grupo o formar unos nuevos, con la mirada puesta actualmente de manera prioritaria en la preparación de ese gran regalo que nos ha hecho el papa Francisco del Sínodo de la Juventud.
Hacemos una llamada especia a los jóvenes que quieran formar parte del grupo que les ayude a crecer y compartir la fe con otros jóvenes.

>24 AÑOS

FORMACIÓN DE ADULTOS

Actualmente existen en la parroquia los siguientes grupos:

  • Dos grupos de estudio del Plan Diocesano de evangelización, que se reúnen, uno los lunes a las 18:00 y el otro, los jueves a las 18:30.
  • Además, la comunidad seglar MSC ofrece una formación en la fe y en la espiritualidad, existiendo tres grupo:
    • Dos de iniciación que se reúnen los lunes y jueves a las 19:00.
    • Un grupo de profundización que se reúne los jueves a las 20:30 con celebración de la Eucaristía incluida.
Todas las edades

COMUNIDAD DE FE Y LUZ

Una respuesta a una situación concreta

¿Cuál es el lugar de la persona con discapacidad intelectual en la Iglesia y cómo conseguir que lo ocupe?

A esta pregunta trata de responder la Comunidad Fe y Luz que existe en la parroquia y en la que se da un proceso de crecimiento en la fe y de celebración de esta entre personas con discapacidad y sus acompañantes, generalmente sus familias.

Se reúnen un domingo al mes a las 17:00 y tras una serie de actividades formativas celebran la Eucaristía. Próximas reuniones el 4 de marzo y el 15 de abril.

Es un grupo que enriquece y da sentido a nuestra comunidad parroquial y que es poco conocida. Trataremos de que se vaya conociendo y queriendo cada vez más en nuestra comunidad.

Pin It on Pinterest